Santiago 2014

Noticias

10-03
Competencia

Chile celebró en el balonmano masculino

En el Polideportivo de Viña del Mar, los locales vencieron a Colombia por 31 a 23 y se ilusionan con una medalla

Ante cerca de dos mil personas, un marco de público notable para un día laboral, la selección chilena de balonmano masculino anotó su primera victoria en los Juegos Suramericanos, superando por 31-23 a Colombia.

Un abarrotado Polideportivo de Viña del Mar compañó el segundo partido de los locales, que en el debut habían caído 24-26 con Argentina y que de nuevo protagonizaron un partido lleno de emociones.

El primer gol lo anotó Colombia y de ahí en adelante ambos países fueron alternándose en el marcador, que no registró diferencias de más de un gol hasta los 22 minutos, cuando fue expulsado el colombiano Jhon Valencia, y el chileno Guillermo Araya convirtió el penal que puso el 10-8. De todos modos, siguieron las jugadas trabadas y las exclusiones de 2 minutos hasta que concluyó el primer tiempo 13-11 a favor de los dueños de casa.

En la segunda fracción, Chile aclaró un poco más su juego, con actuación sobresaliente del portero Felipe Barrientos y el liderazgo de Marco Onetto, que animaba tanto a sus compañeros como al público.

Chile llegó a estar arriba 30-17, pero en los últimos 10 minutos bajó el ritmo de las acciones y el cansancio provocó algunos errores en los pases y en los lanzamientos al arco, permitiendo un leve repunte de Colombia, que estrechó las cifras aunque sin poner en riesgo el primer triunfo de los locales, que se ilusionan con una medalla.

Pese al triunfo, el seleccionador chileno Fernando Capurro no se mostró nada. “La verdad es que hicimos todo mal. Si queremos tener posibilidades serias tenemos que corregir muchas cosas y jugar bien. Todavía nos pesa ser los favoritos. Hay que mentalizarse y concentrarse. Lo único positivo de hoy fue que ganamos, nada más”, dijo, visiblemente molesto contento con el accionar de sus dirigidos.

“Siempre es bueno ganar. Pero creemos que esta forma no fue la satisfactoria. El equipo es joven, hay mucho recambio, y hay que aprender... En lo personal, mucha felicidad por haber jugado y por hacerlo bien. Contento por una parte e inquieto por la otra. Debimos haber hecho la diferencia desde el primer minuto”, expresó el portero Felipe Barrientos.

Por su parte, el capitán chileno Marco Onetto, junto con agradecer el apoyo del público, señaló que “el partido fue complicado porque nosotros mismos no estuvimos lo suficientemente concentrados. Espero que de una vez esto se haya aprendido y no se repita si queremos ir por el oro. No hay otra opción para nosotros, el podio es lo mínimo. Lo que queremos es cambiar el color de la medalla”.

El miércoles 12 de marzo, a partir de las 15:00 horas, jugarán Brasil ante Paraguay, Colombia ante Argentina y Venezuela contra Uruguay, para definir las posiciones finales de los grupos. Las semifinales se disputarán el viernes 14, y las medallas, el domingo 16.

Categorias:

País:Chile

Deportes:Balonmano

@santiago2014